Delegación Presidencial Regional del
Maule
Delegado Aqueveque: “La pandemia no ha terminado, por lo que la responsabilidad es muy importante”

Delegado Aqueveque: “La pandemia no ha terminado, por lo que la responsabilidad es muy importante”

  • La autoridad regional, reforzó el anuncio de los cambios del Plan Seguimos Cuidándonos, que estarán vigentes a contar del 1 de octubre y que permitirá la flexibilización en el uso de la mascarilla, el fin de la limitación de aforos y el término de la exigencia del pase de movilidad, entre otras medidas.

TALCA.- Tras el anuncio realizado por la ministra de Salud, Ximena Aguilera, que a contar del 1 de octubre todo el país avanzará a fase de ‘Apertura’, el delegado presidencial regional, Humberto Aqueveque, junto a las seremi de esa cartera, María Gloria Icaza, y la seremi de Gobierno, Daniela Oberreuter, explicaron en qué consisten los cambios.

Las autoridades coincidieron en que esto responde al favorable escenario epidemiológico con que se cuenta hoy, el avance en el control de la pandemia y a la alta cobertura de vacunación, entre otros factores.

Sin embargo, el delegado Aqueveque resaltó que “no se ha eliminado el virus, la pandemia sigue, y por eso es que si se establece el fin de la obligatoriedad del uso de mascarilla, también se recomienda su utilización voluntaria, así como la responsabilidad y la forma en que como Estado hemos enfrentado esta pandemia, nos permite hoy tomar estas decisiones”.

La seremi de Salud, María Gloria Icaza, explicó que dentro de las medidas anunciadas está la eliminación del uso obligatorio de mascarillas, se acaban las limitaciones de aforos y la exigencia del pase de movilidad. “Nos encontramos en una buena situación epidemiológica tanto mundial como nacional y en particular en la Región del Maule, con un sistemático descenso de los contagios, del uso de camas hospitalarias y es un escenario que permite una apertura”, sostuvo.

La autoridad sanitaria recalcó que en los centros de salud sí será obligatoria la utilización de mascarillas y en los establecimientos educacionales queda a criterio de cada padre o madre.

Además, se contará con una vacuna bivalente de Covid-19, la que será anual para población vulnerable, tal como ocurre en la actualidad con la de la influenza.

Por su parte, la seremi de Gobierno, Daniela Oberreuter, enfatizó en que el decreto de alerta sanitaria sigue vigente, al menos hasta el 31 de diciembre, por lo que hay medidas que continúan.

“Eso también implica otras medidas que resguardan a la población vulnerable, como por ejemplo para los niños y niñas menores de 3 años que no tienen acceso a la vacuna o la ley que permite el teletrabajo a padres y apoderados se mantiene vigente para quienes tienen bebés. Y todo eso es importante”, finalizó Oberreuter.

MEDIDAS ADOPTADAS A PARTIR DEL 1 DE OCTUBRE

– Mascarillas: Se elimina su obligatoriedad, pero se recomienda su uso se ajustará para personas con síntomas respiratorios, en lugares de alta aglomeración, en visitas a centros de larga estadía y en los medios de transportes colectivos públicos o privados.

Se mantendrá el carácter obligatorio para consultantes de establecimientos de salud de cualquier tipo.

-Vacunación: Se incorporará al Programa Nacional de Vacunación PNI la nueva vacuna bivalente (COVID-19), dirigida a grupos de riesgo según las indicaciones que entreguen los expertos (CAVEI y CNRP), como una estrategia anual, al igual o similar a la campaña de influenza y se continuará promoviendo activamente la vacunación especialmente enfocada a los grupos rezagados.

-Pase de movilidad: Se descontinuará la exigencia, ello en concordancia con la incorporación de la nueva vacuna y las altas tasas de vacunación logradas.

-Aforos y ventilación: Se eliminan estas limitaciones en espacios abiertos y cerrados, quedando conforme a la regulación sanitaria vigente y se debe promover la ventilación, la vacunación y las medidas de autocuidado, para mantener esta medida en el tiempo.

-Comunicación de riesgo: Se reforzará la estrategia de comunicación de riesgo para esta fase con el fin de fortalecer y mantener las medidas de autocuidado (mascarillas en personas con síntomas, lavado frecuente de manos, ventilación, vacunación). 

-Testeo: Se mantienen las capacidades de procesamiento de PCR y se incrementará el acceso a test de antígeno de las personas mediante las siguientes estrategias, como la disponibilidad de test de antígeno en la Atención Primaria de acceso universal y gratuito.

-Trazabilidad: La identificación de los contactos de casos diagnosticados será realizada en los establecimientos de salud. La coordinación del testeo de los posibles contactos será responsabilidad del (la) delegada(o) de epidemiología del recinto asistencial.

A su vez, el control de brotes se priorizará por la Autoridad Sanitaria Nacional y Regional, en los establecimientos de alto riesgo, en coordinación con la atención primaria de salud.

-Aislamiento: Se mantendrá operativa la estrategia de Residencias Sanitarias para quienes lo requieran y el seguimiento a los casos con aislamiento domiciliario.